vamos por las 5,000 firmas!

Lecciones del expresidente Sagasti sobre cómo gobernar

Ser presidente es fácil, lo difícil es gobernar.

(Francisco Sagasti)

Publicado: 2021-09-06

En la muy interesante entrevista realizada hoy por Patricia Del Río a Francisco Sagasti, el expresidente desarrolló diversas ideas, algunas de las cuales estimo oportuno reseñar libremente, ya que constituyen lecciones que toda persona que ejerce poder público debería tener presente.

1. Para tomar buenas decisiones al momento de gobernar, hay que tener mucho cuidado con que nuestras ideologías no se conviertan en anteojeras que nos impidan ver lo que de verdad ocurre alrededor y apreciar la diversidad de la realidad.

2. Hay que tomar conciencia de la inmensa responsabilidad que recae sobre una persona cuando le toca asumir el rol de gobernante, más aún cuando los retos que se deben asumir como país son enormes.

3. El presidente no gobierna solo. Es muy importante que cuente con un buen equipo de asesores que le ayuden a tomar buenas decisiones. Asimismo, para gobernar pensando en el bien común, con honestidad y eficiencia, se debe encargar las responsabilidades no por amiguismo, familiaridad o partidismo, sino en función de las capacidades.

4. Las decisiones en el corto plazo se deben tomar examinando sus consecuencias en el mediano y en el largo plazo, y sus efectos colaterales; lo que implica evaluar detenidamente las alternativas existentes y sus escenarios posibles.

5. A pesar de los cuidados y previsiones, eventualmente se podrían tomar decisiones que nos lleven por el camino equivocado. En ese caso, de inmediato hay que reconocer el error y corregir el rumbo.

6. Hay que tomar decisiones considerando la ciencia (conocimiento existente) o la evidencia, tratando de contar con la mayor información verificada posible, aunque a veces sea necesario decidir sin poder contar con toda la información.

7. El presidente de la República tiene tres roles diferentes: jefe de Estado, jefe de Gobierno y jefe supremo de las Fuerzas Armadas (FFAA) y de la Policía Nacional del Perú (PNP), cada uno de los cuales le plantea exigencias diferentes. Como jefe de Estado, es el presidente de todos los peruanos, de los que lo quieren y de los que no, y se debe a todos ellos. Como jefe de Gobierno, debe tomar decisiones sobre el rumbo que debe seguir el país. Como jefe supremo de las FFAA y de la PNP, ejerce una línea de mando directo, pero debe ser muy cuidadoso en no interferir políticamente en la institucionalidad de los institutos armados.

8. En nuestro país, en general, la clase política es muy poco formada. Hacen falta partidos políticos que formen a su militancia. [Necesitamos recuperar el concepto de #Partido Escuela].

9. Se debe entender la importancia de espacios como el Acuerdo Nacional, que no es una instancia de toma de decisiones, sino de pedagogía política, en que los adversarios que participan pueden conversar, concertar y ponerse de acuerdo, tratándose con respeto y no como enemigos.

10. En el Perú, el centro político aún no se ha articulado de una manera razonable. Desde el centro político, no se requiere una voz que actúe como solista, sino un coro, cuyo director debe salir de las nuevas generaciones de políticos. [El centro político no necesita un solo líder o partido, sino la articulación de muchas voluntades alejadas de los extremismos].

11. A pesar de lo aparentemente trágico de la situación, hay que ser optimista, que no es lo mismo que ser iluso. El optimista parte de la realidad como es, y asume la realidad como un dato, no como una restricción. Con esfuerzo, criterio, determinación, valores, coraje y compromiso, siempre hay una salida.




Escrito por

Carlo Magno Salcedo

Abogado. Constitucionalista. Profesor de Ciencia Política (San Marcos) y Derecho (San Martín). Político. Cocinero. Cumbiero intelectual.


Publicado en

Cuestiones de la Polis

Derecho, sociedad, cultura y política en el Perú y en otras polis del mundo.