#CómoSalimosDeEsta

fuente: presidencia de la república del perú

Los Consensos por el Perú sobre la reforma política

Publicado: 2021-08-24

El viernes 20 de agosto pasado, en Palacio de Gobierno, se realizó la sesión número 131 del Foro del Acuerdo Nacional, presidida por el presidente de la República y presidente del Acuerdo Nacional, Pedro Castillo, con la participación de la presidente del Congreso de la República, María del Carmen Alva, y otras altas autoridades del Estado, así como representantes de los partidos políticos.

Los Consensos por el Perú y su proceso de elaboración

El propósito principal de dicha sesión fue presentar los “Consensos por el Perú”, que, como explicó el secretario ejecutivo del Acuerdo Nacional, Max Hernández, constituyen lineamientos prioritarios para el corto y mediano plazo en los temas de salud, educación, lucha contra la pobreza y pobreza extrema, crecimiento económico sostenible con empleo digno, reforma política y reforma del sistema de administración de justicia. En tal sentido, son considerados como desarrollos de las políticas de Estado, y apuntan hacia la consecución de la Visión del Perú al 2050 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que el Perú se ha comprometido a adoptar como Estado miembro de la Organización de las Naciones Unidas.

EL SECRETARIO TÉCNICO DEL ACUERDO NACIONAL PRESENTA LOS CONSENSOS POR EL PERÚ
FUENTE: PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ

El propio Max Hernández precisó que estos consensos implicaron un amplio diálogo a nivel nacional, con grupos de trabajo temáticos en que participaron instituciones y expertos relacionados con el respectivo tema; en que la Mesa de Concertación para la Lucha Contra la Pobreza, por encargo del Acuerdo Nacional, realizó consultas a más de 3,600 personas de 26 regiones, 194 provincias y 1086 distritos del país; pidiéndose la opinión de los partidos políticos que no contaban con representación parlamentaria pero que participaron en las Elecciones Generales de abril de 2021; y realizándose seis reuniones descentralizadas con las mancomunidades regionales, para recibir los aportes de los gobiernos regionales y locales, así como de las organizaciones de la sociedad civil más representativas.

Tuve ocasión de participar en el referido proceso, específicamente en el grupo de trabajo de reforma política. Asimismo, durante la ronda de reuniones descentralizadas con las mancomunidades regionales, se me encargó moderar el debate de los grupos de trabajo de reforma política. He sido, por tanto, testigo privilegiado del proceso para arribar a tales consensos y creo que puedo hacer algunas precisiones.

UNA DE LAS REUNIONES MACRORREGIONALES DEL PROCESO DE ELABORACIÓN DE LOS CONSENSOS POR EL PERÚ 

Los consensos sobre la reforma política

Los Consensos por el Perú en materia de reforma política son, textualmente, los siguientes:

• Fortalecer la representación política redefiniendo las circunscripciones electorales y eligiendo un número de representantes proporcional a su población electoral. Asimismo, convocar a un referéndum para restituir la bicameralidad -con un Senado elegido por regiones y por circunscripción única, y con funciones diferenciadas- y para eliminar la prohibición de la reelección de congresistas.

• Promover el fortalecimiento de los partidos políticos permitiéndoles definir sus procesos de democracia interna con la participación de la Oficina Nacional de Procesos Electorales, alentando a que premien a sus militantes en la elección de dirigentes y candidatos a cargos públicos; eliminando el voto preferencial cuando exista una efectiva democracia interna; y equiparando las exigencias de los movimientos regionales a las de partidos políticos nacionales.

• Avanzar hacia un mayor equilibrio de Poderes a través de la eliminación de la causal de vacancia presidencial por incapacidad moral permanente y su sustitución por el juicio político; eliminando la cuestión de confianza obligatoria y la cuestión de confianza facultativa.

Precisiones sobre el fortalecimiento de la representación política

Cuando se propone redefinir las circunscripciones electorales, eligiendo un número de representantes proporcional a la población electoral, se alude al actual Congreso unicameral o una eventual cámara de diputados en un parlamento bicameral. La idea principal es que resulta inadecuada la existencia de circunscripciones electorales plurinominales tan grandes como la de Lima Metropolitana, con más de 34 escaños. Aunque se propuso en el debate el establecimiento de las circunscripciones uninominales (un distrito electoral por cada congresista o diputado a ser elegido), el consenso fue que los distritos o circunscripciones electorales deberían ser más pequeños que los actuales, no debiendo exceder de cuatro o máximo cinco escaños. Si esta reforma se implementa, en Lima Metropolitana habría entre siete y nueve circunscripciones electorales, lo que permitiría una mucho mejor distribución territorial de la representación, con congresistas de diversas zonas de la gran Lima (Lima Norte, Lima Sur, Lima Este, San Juan de Lurigancho, Lima Central). Asimismo, en todas las regiones que tienen más de cuatro o cinco congresistas, habría que dividir su representación en cuando menos dos circunscripciones.

FUENTE: PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ

Asimismo, sobre la restitución de la bicameralidad, se propone una fórmula mixta entre un senado centralista elegido en distrito único nacional, como era con la Constitución de 1979 y un senado de conformación regional, que sería lo más adecuado en el contexto de la descentralización. En tal sentido, el nuevo senado propuesto tendría a la mitad de sus miembros elegidos en circunscripciones regionales y la otra mitad en una circunscripción única nacional. Una propuesta como esta ya la habíamos formulado el año 2010, cuando propusimos el que consideramos debería ser un parlamento ideal: “La mitad de los 52 senadores que debería tener el parlamento, sería elegido uninominalmente (uno por cada región o departamento). Los otros 26 serían elegidos en distrito único nacional, es decir plurinominalmente, a través de listas y bajo el criterio de proporcionalidad.”

Precisiones sobre el fortalecimiento de los partidos políticos

Cuando se propone permitir a los partidos políticos definir sus procesos de democracia interna con la participación de la ONPE, alentando a que premien a sus militantes en la elección de dirigentes y candidatos a cargos públicos, lo que esencialmente se está planteando es revisar la reforma realizada que establece un modelo de elección PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) en lo que se refiere al carácter abierto de las mismas, que permitirá a los ciudadanos no afiliados a los partidos participar en las elecciones internas del partido de su eventual preferencia. En tal sentido, la idea es que las elecciones primarias de los partidos sean organizadas por la ONPE, pero solo con la participación de los militantes de los partidos, bajo la modalidad de “un militante, un voto.”

Precisiones sobre el equilibrio de poderes

Cuando se alude a la eliminación de la vacancia presidencial por incapacidad moral permanente, lo que se está proponiendo es que esa causal de vacancia solo se entienda en su acepción original, que nace en el constitucionalismo del siglo XIX, en que incapacidad moral significa “incapacidad mental”; pero que, en su lugar, se establezca el juicio político o impeachment (proceso de destitución) por faltas graves claramente tipificadas y con las garantías de un debido proceso parlamentario. Esto se podría hacer ampliando las causales por las que el presidente de la República puede ser acusado durante su periodo de gobierno, referidas en el artículo 117 de la Constitución Política del Perú.




Escrito por

Carlo Magno Salcedo

Abogado. Constitucionalista. Profesor de Ciencia Política (San Marcos) y Derecho (San Martín). Político. Cocinero. Cumbiero intelectual.


Publicado en

Cuestiones de la Polis

Derecho, sociedad, cultura y política en el Perú y en otras polis del mundo.