reconoce sus orígenes

FUENTE: LA REPÚBLICA                 

El indulto humanitario no es un indulto político

Publicado: 2017-06-28

Ya explicamos en un post anterior que el presidente PPK no puede conceder el indulto común a Alberto Fujimori porque la Ley N.° 26478, promulgada en 1995 por el propio Fujimori, prohíbe expresamente otorgar dicho beneficio a los condenados por secuestro agravado, uno de los delitos por los que el ex presidente fue sentenciado. En una república democrática, nadie, ni siquiera el presidente de la República, puede actuar al margen de la ley. Solo los jueces, a través del denominado control difuso, pueden dejar de aplicar una ley si la consideran inconstitucional. En tal sentido, eventualmente, Fujimori solo podría ser indultado por razones humanitarias. 

Para ello, sin embargo, previamente debe determinarse, dentro del procedimiento respectivo, si el ex presidente cumple o no con las condiciones para ser beneficiario del indulto humanitario. Ello implica la presentación de una solicitud, su tramitación y evaluación por parte de la Comisión de Gracias Presidenciales a cargo del Ministerio de Justicia y, de ser el caso, que dicha comisión proponga al Presidente de la República que conceda el indulto.

Según el artículo 31° del Reglamento de la Comisión de Gracias Presidenciales, el indulto por razones humanitarias únicamente procede en los siguientes casos: por padecer enfermedad terminal; por padecer enfermedad no terminal grave, en etapa avanzada, progresiva degenerativa e incurable; o por estar afectado por trastorno mental crónico, irreversible y degenerativo. En los dos últimos casos, además, debe verificarse que las condiciones carcelarias puedan colocar en grave riesgo la vida, salud e integridad del prisionero.

Para poder determinar el real estado de salud de la persona respecto de la cual se solicita el indulto humanitario, se requieren diversos elementos que permitan determinar, indubitablemente, que en efecto la persona está dentro de alguno de los referidos casos: historia clínica; informe médico emitido por profesional designado por el Ministerio de Salud o Essalud; protocolo médico emitido por centro hospitalario u organización médica autorizada; y acta emitida por la Junta Médica Penitenciaria en que se describan detalladamente los signos y síntomas, antecedentes, diagnóstico definitivo, tratamiento, consecuencias de no seguir el tratamiento, recomendaciones y pronóstico.

Por la información pública que se maneja, no parece que el ex mandatario cumpla con alguna de esas condiciones. Que se sepa, no padece de enfermedad terminal y difícilmente las excepcionales condiciones carcelarias de las que goza, podrían colocar en grave riesgo su vida, salud o integridad.

En esas circunstancias, pretender conceder a Fujimori un indulto por razones humanitarias sería un burdo intento de disfrazar lo que en verdad sería un indulto por razones políticas que, como hemos visto, en su caso está expresamente prohibido por ley.


Escrito por

Carlo Magno Salcedo

Abogado. Constitucionalista. Profesor de Ciencia Política (San Marcos) y Derecho (San Martín). Político. Cocinero. Cumbiero intelectual.


Publicado en

Cuestiones de la Polis

Derecho, sociedad, cultura y política en el Perú y en otras polis del mundo.