Interpela, pero no censura

FUENTE: EL COMERCIO

Las “locas ilusiones” del cholo

A propósito del fallecimiento del cholo Luis Abanto Morales

Publicado: 2017-06-14

Hoy en la madrugada falleció el querido cholo Luis Abanto Morales, cantante y compositor criollo. La canción con que primero se le suele vincular es “Cholo Soy”. Este popular vals es hermoso y muy sentimental, y ha tenido excelentes y vibrantes interpretaciones, como la de mi paisana, la huancaína Ruby Palomino; no obstante, sus letras y su mensaje nunca me terminaron de convencer.

El "cholo" de “Cholo Soy” no es en verdad un cholo, un mestizo emprendedor, un andino moderno y progresista, como somos la mayoría de los cholos peruanos. El "cholo" de “Cholo Soy” es, más bien, un indígena pobre que vive en la puna pastando sus animalitos, que solo quiere que no lo molesten, que lo dejen en paz, tranquilo en las alturas, tocando su quena, tejiendo sus ponchos. Es un “cholo” conformista que no pide nada, pues, faltándole todo, todo le alcanza. Es un “cholo” triste, que tiene motivos para serlo porque aún sufre la matanza de sus hermanos perpetrada por los blancos venidos de España.

Y ello ocurre porque, en verdad, el cholo del que habla la canción ni siquiera es peruano. La canción, básicamente, resulta de la musicalización que Abanto Morales realizó del poema “No me compadezcas”, del poeta argentino Boris Elkin, como reconoció el propio Abanto.

El cholo que prefiero es el de “El Provinciano”, canción relegada a un segundo lugar entre los grandes éxitos interpretados por el cholo Abanto Morales, pero que, considero, debería estar en un primer lugar porque es prácticamente el verdadero himno de millones de peruanos.

“El Provinciano” describe la trayectoria vital del cholo provinciano y migrante, que toma la decisión trascendental de migrar desde su pueblo a la gran ciudad, a la capital, motivado por sus “locas ilusiones”, por sus aspiraciones de progreso social y económico; y que finalmente alcanza sus dorados sueños, a punta de lucha, de esfuerzo y de infatigable trabajo. Es el cholo que “lucha como varón” para vencer y poder conseguir sus anhelos de vivir con esplendor.

No han faltado quienes, desde una perspectiva de género de estos tiempos, critican lo de “luchar como varón” de las letras de la canción. Me parecen críticas impertinentes, que valoran con criterios del presente, manifestaciones artísticas del pasado. De hecho, “El Provinciano”, fue compuesto por Laureano Martínez Smart (1903-1964), compositor de la generación de Felipe Pinglo; siendo 1936 la fecha probable de creación del tema. Cuestionar lo de luchar como varón (en el sentido de hacerlo con coraje, con valentía) como una afrenta a la mujer, a una canción de 1936, me parece un exceso de la corrección política.

Lo cierto es que, “El Provinciano”, popularizado en la interpretación de Luis Abanto Morales, terminó convirtiéndose en la narrativa musicalizada de la experiencia de los millones de peruanos migrantes que, a partir de la década de 1950, originaron la más grande revolución social de la historia del Perú, dando origen al proceso de cholificación, reivindicación de nuestro legado andino y gran transformación social y cultural que aún seguimos experimentando en nuestro país.


Escrito por

Carlo Magno Salcedo

Abogado. Constitucionalista. Profesor de Ciencia Política (San Marcos) y Derecho (San Martín). Político. Cocinero. Cumbiero intelectual.


Publicado en

Cuestiones de la Polis

Derecho, sociedad, cultura y política en el Perú y en otras polis del mundo.